American Water Spaniel/American Water Spaniel

American Water Spaniel

Historia: El American Water Spaniel o Perro de Agua Americano es una raza de perro de caza menor desarrollada en Estados Unidos, principalmente en el Medio Oeste, y reconocida por el American Kennel Club en 1940.

Sus orígenes no están muy determinados. Los expertos opinan que proviene de las regiones meso-occidentales de los Estados Unidos.
El color, el tipo de pelaje y su conformación morfológica sugieren una descendencia del water spaniel irlandés y del curly coated retriever.

Apariencia General

Es un perro de dimensiones medianas; robusto y musculoso, típicamente spaniel; se trata de un perro activo, de pelaje rizado. De temperamento amigable, su comportamiento indica inteligencia, fuerza y resistencia.

Altura entre 38 y 45 cm, a la cruz. Peso De 13 a 20 kg para los machos, de 12 a 18 kg para las hembras, en ambos casos aproximadamente.

Su cabeza es de un largo moderado, con cráneo más bien ancho y lleno, definido, pero no demasiado pronunciado.

Frente cubre de pelos cortos y lisos, sin mechón ni cresta. Hocico de largo mediano, cuadrado, sin tendencia a la forma puntiaguda. Maxilares fuertes y amplios, sin enognatismo ni prognatismo; dientes derechos y bien formados.

Nariz Suficientemente amplia, con fosas bien desarrolladas, que permiten una buena percepción de los olores.

Ojos Avellana, castaños de tonalidad oscura conforme con el pelaje; separados. Expresión alerta, atrayente, inteligente.

Orejas Lobulares, largas y anchas, de inserción no demasiado alta, apenas por encima de la línea de los ojos. La oreja puede extenderse hasta la punta de la nariz y está cubierta de numerosos rizos. El cuello es redondo y medianamente largo, fuerte y musculoso, exento de papada: lleva la cabeza con dignidad formando un arco poco acentuado.

El cuerpo es bien desarrollado, sólidamente constituido, pero no excesivamente compacto. Extremidades de largo mediano, con buen hueso, nunca tan cortas como para obstaculizar el trabajo del perro. Tiene una cola mediana, levemente curvada, llevada un poco por debajo del nivel del dorso. Se va afilando hacia la punta y está cubierta en todas sus partes de pelo; es vivaz en la acción.

El pelaje forma innumerables rizos que le confieren una densidad suficiente para proteger al perro del agua de la intemperie y de las espinas, sin ser áspero.

En las extremidades tiene franjas medianamente cortas y rizadas.

Carácter

La raza fué reconocida oficialmente en 1940, a pesar de que muchos años antes el american water spaniel tenía fama de auxiliar del cazador: como perro de cobranza es casi perfecto, sobre todo en el agua.

También sabe hacer valer sus excelentes cualidades olfativas: no señala la presa sino que, una vez descubierta, se comporta como un springer, levantándola.

Puede trabajar sobre varios terrenos levantando y cobrando pájaros y conejos. Tiene grandes dotes de nadador y utiliza su cola, de longitud media, como timón.

Adaptabilidad

Algunos perros dejarán que una severa reprimenda caiga de sus espaldas, mientras que otros toman incluso una mirada sucia. Los perros de baja sensibilidad, también llamados “tolerantes”, “tolerantes”, “resistentes” e incluso “de piel gruesa”, pueden manejar mejor un hogar ruidoso y caótico, un dueño más ruidoso o más asertivo, y una rutina inconsistente o variable. ¿Tiene niños pequeños, organiza muchas cenas, toca en una banda de garaje o lleva una vida agitada? Ve con un perro de baja sensibilidad.

Ser amable con los niños, lo suficientemente fuerte como para manejar a las mascotas y los abrazos de mano dura que pueden repartir, y tener una actitud descortés hacia correr, gritar a los niños son rasgos que hacen que un perro sea amigable para los niños. Te sorprenderá quién está en esa lista: los boxeadores de aspecto feroz se consideran buenos con los niños, al igual que los American Staffordshire Terriers (también conocidos como pit bulls). Los perros pequeños, delicados y potencialmente ágiles, como los chihuahuas, no son tan familiares.

Nuestras calificaciones son generalizaciones, y no son una garantía de cómo se comportará cualquier raza o perro individual. Los perros de cualquier raza pueden ser buenos con los niños en función de sus experiencias pasadas,entrenándose en cómo llevarse bien con los niños y la personalidad. No importa cuál sea la raza o el tipo de raza, todos los perros tienen mandíbulas fuertes, dientes puntiagudos afilados y pueden morder en circunstancias estresantes. Los niños pequeños y los perros de cualquier raza siempre deben ser supervisados ​​por un adulto y nunca deben estar solos juntos, punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *